CALIDAD

El compromiso de calidad LCJ Capteurs desde la concepción. 

capteur-precision

Precisión de los sensores 

La precisión de las veletas anemómetros por sonido se caracteriza por la estabilidad de resultados en el tiempo, sin mantenimiento. 

La precisión de los sensores por sonido LCJ Capteurs ha sido comprobada en túneles de viento por numerosos laboratorios: Escuela Central de Nantes, LCPC, CERN, Météo-France, KNMI, etc… 

Cada sensor está comprobado antes de salir de fábrica 

soufflerie

Banco de pruebas en túneles de viento 

La capacidad de nuestro túnel de viento permite mediciones desde 2 m/s hasta 40 m/s (4 a 80 nudos). 

Un mecanismo controlado por un PC permite la rotación del sensor. Permite chequear la función veleta en simultáneo a la función anemómetro. 

Todos los sensores se comprueban en túnel de viento a 19 nudos. 

Muestras elegidas a ciegas están sometidas a pruebas con 4, 10, 15, 30, 40 y 80 nudos. 

Disponemos de capacidad para realizar informes de pruebas a fuerzas de viento específicas. 

Ejemplos de pruebas de configuración: 

Banco de pruebas en temperatura 

Coming soon

Conformidad CEM 

Los dispositivos  LCJ Capteurs cumplen con las normas CE en vigor. 

La conformidad a las normas CEM de las series de sensores de viento está validada por un laboratorio independiente. 

capteur-terrain

Sensores a prueba sobre el terreno 

El CV3F, primer sensor de viento por ultrasonido comercializado por la sociedad LCJ CAPTEURS en 2000 aprobó exitosamente su fase de demostración en el mar, después de más de un año de trato duro en el arco de popa de los arrastreros de Boulogne-Sur–Mer y La Rochelle que faenan en el Mar del Norte e Irlanda. Desde 2001, el CV3F ha demostrado no temer los rociones, las vibraciones o los golpes de mar. 

Con tiempo duro la ausencia de piezas móviles garantiza una gran longevidad al sensor de viento. 

Numerosos regatistas y navegantes de altura confían desde hace muchos años en la tecnología de medición del viento desarrollada por LCJ Capteurs. En 2007 llega el sensor aéreo CV7 para responder a su necesidad de precisión y reacción en ventolinas, incluso con escora.

 


Sensores polivalentes 

Presentes en el mercado desde 2007, los sensores de las gamas CV7 y SONIC-ANEMO también han probado su valía en numerosos ámbitos terrestres como la industria, la seguridad, los parques recreativos, los bomberos, la industria eólica, o instaladas en vehículos, drones o balizas lanzadas por paracaídas. 

LCJ Capteurs ha sido el primero fabricante de veletas anemómetros por sonido autónomas en energía para responder a las nuevas necesidades de los dispositivos conectados (IOT).